Bienvenidos

HECHOS 20:24
No me preocupa si tengo que morir. Lo que sí quiero es tener la satisfacción de haber anunciado la buena noticia del amor de Dios, asi lo ordeno El Señor.

jueves, 13 de septiembre de 2012

Debemos Adorar a la Madre de Jesús?

                                UN REDENTOR Y NO UNA REDENTORA.  



En pleno siglo XXl, llamado el siglo de las luces se predica por todo el orbe y por todos los medios posibles, la magnificación de una “redentora” esta es: LA VIRGEN MARIA.
En ninguna parte de la Sagrada Escritura encontramos el más mínimo de los apoyos para rendirle a la virgen, adoración, veneración, etc. Ningún escritor del volumen sagrado dedicó un solo libro al culto dedicado a la virgen. Fuè posteriormente en un concilio donde se estableció el enorme culto que ahora está establecido en honor a la virgen María. 


Los auténticos cristianos nunca han tratado de rebajar el concepto elevado en que la virgen fuè colocada. Todo el pueblo de Dios ha respetado y respeta la gracia divina con la cual el Todo Poderoso favoreció a esa virgen de Israel, pero eso no quiere decir tampoco que el pueblo del Señor se correlacione con la costumbre que sale de la recta línea de la verdadera adoración.
El primer mensaje escrito en apocalipsis 14: 6 y 7 .Dice así: y vi otro Ángel volar por medio del cielo, que tenía el evangelio eterno para predicarlo a los que moran en la tierra y a toda nación y tribu y lengua y pueblo, diciendo en alta voz: Temed a Dios y dadle honra, porque la hora de su juicio es venido, y adorad a aquel que ha hecho el cielo y la tierra y el mar y las fuente de las aguas.
Los primeros hijos de Dios de aquellas épocas tuvieron que luchar contra la idea de adorar a una diosa, por ejemplo: Los Israelitas tuvieron que desechar la idea de adorar a la diosa Iris, gran diosa de los Egipcios, pero a pesar de que muchos judíos rechazaron a la diosa del cielo, sin embargo muchos otros hebreos cayeron tristemente en la mas terrible idolatría, adorando a la reina del cielo, cosa que Jehová de los ejércitos rechazo como podemos leer en Jeremías 7: 16- 18. : Tu pues, no ores por este pueblo, ni levantes por ellos clamor, ni oración ni me ruegues porque no te oiré. ¿No ves lo que estos hacen en las ciudades de Judá y en las calles de Jerusalén? Los hijos cogen la leña y los padres encienden el fuego, y las mujeres amasan la masa, para hacer tortas a la reina del cielo y para hacer ofrendas a dioses ajenos para provocarme a ira. 
La idolatría de aquellos pueblos fuè una de las armas mas poderosa de Satanás para tener sumergida a la humanidad en la mas terrible ignorancia. Desde luego que a Satanás le convenía inventar un sinfín de diosecillos falsos para que la gente se entretuviera en ellos y dejaran al verdadero Dios. Y efectivamente, así lo hizo durante mucho tiempo, inspiraba a los mismos hombres para que estos inventaran sus propios dioses, para que ellos se arrodillaran delante la obra de sus manos, como en el caso de Nabucodonosor que nos describe Daniel 3: 1-10 El rey Nabucodonosor hizo una estatua de oro, la altura del cual era de sesenta codos, y su anchura de sesenta codos y su anchura de seis codos; La levantó en el campo de Dura , en la provincia de Babilonia … Y el pregonero, pregonaba en alta voz : Mandase a vosotros, oh pueblos , naciones y lenguas que en oyendo el son de bocina, del pífano, del arpa y de todo instrumento músico os postrareis y adorareis la estatua de oro que el rey Nabucodonosor ha levantado y cualquiera que no se postrare y adorare, en la misma hora será echado dentro del horno de fuego ardiendo. 
La idolatría de ayer sigue siendo la misma de hoy, con la sola variante de nuevos nombres y distintas esculturas, pero en si, el espíritu, idolátrico cunde en todas sus fuerzas sobre millones de seres.
De entre toda la galería de intercesores que presenta la doctrina Romana, sobrepuja puja la de la virgen María, a quien se le considera la principal intercesora entre Cristo y el hombre; Así lo dice el manual de teología dogmático, escrito por el sacerdote, Jesús bujanda, profesor de la facultad teológica de Granada. Dice así en su capítulo IV, articulo 6, párrafo 447: Es doctrina corriente entre los teólogos, que María es mediadora de todas las gracias, en cuanto es intercesora universal para que se nos concedan, en todo caso es evidente que ella es mediadora más universal y eficaz que cualquiera de todos los Santos por cuya intercesión pedimos y esperamos alcanzar los beneficios del Señor. 
Según los conceptos vertidos en este párrafo, el profesor Bujanda, está completamente de acuerdo con todo el sacerdocio Romano, que la virgen María es la intercesora universal, mediante cuyo ruego el hombre puede alcanzar más rápido respuesta del cielo.
Ahora bien, podría preguntarse: ¿y porque este escritor no puso ningún texto de la Sagrada Escritura para apoyar dicho punto? La respuesta es muy sencilla porque no existe. En toda las Sagradas Escrituras no se encuentra un solo pasaje donde se de evidencia de que la virgen María es una intercesora universal, y que actúa con mayor rapidez que los santos para dar pronta respuesta al invócante.
¿De donde tomó base para exponer semejante doctrina?..La respuesta la encontramos en su tesis del artículo 6, dice así: Invocar a María y a los santos y pedirles su valimiento para conseguir los beneficios del Señor es útil y piadoso. AL MENOS ES DOCTRINA CATOLICA. Puede decirse de fè por estar así en el magisterio ordinario universal de la iglesia. 

De aquí se deduce entonces que muchas cosas practica el pueblo católico que no son ordenadas por las Sagradas Escrituras , sobre todo llega a rendirle pleitesía a personas que no se les debe brindar culto, por cuanto el culto es solo para Dios.
La sagrada Escritura señala he indica una sola fè para el único intercesor que existe, este es el Señor Jesucristo, como dice Romanos 3: 24- 25. Siendo justificados gratuitamente por la redención que es en Cristo Jesús al cual Dios ha propuesto en propiciación por la fè en su sangre.
La justificación, la redención y la propiciación, fueron concedidas por la persona de Jesucristo. En el se encerró toda la gracia de Dios. En ningún otro ser estuvo depositada la expiación de los pecados, solo en El estovo esa maravillosa obra, por lo tanto es el único que puede interceder por nosotros por cuanto sus meritos se lo permiten. 
Antiguamente, en el culto hebreo ordenado por Dios, el mismo Jehová había ordenado que el sacerdote del orden de Aarón , interviniera en favor del pueblo, presentando sacrificios por sus propios pecados y por los pecados del pueblo, pero siendo insuficientes esas intervenciones, fuè necesario que se levantara NO una intercesora sino UN INTERCESOR CRISTO JESUS. Ya no del orden de Aarón, sino ahora del orden de Melchisedec para que hiciera la abogacía, ya no sólo para Israel sino ahora para todo el mundo, así dice Hebreos 7: 24-25- : mas este, por cuanto permanece para siempre, tiene un sacerdote inmutable, por lo cual puede también salvar eternamente a los que por él se allegan a Dios, viviendo siempre para interceder por ellos.
Sin embargo, la teología romana, sin tener base alguna dentro de la palabra de Dios, presenta a María ante el mundo entero, como la reina del cielo, y la reina de la misma creación, así lo explica el articulo 5 y párrafo 441, del manual de teología dogmática católica: Que María tuviese mas gracia santificante que cualquiera otra criatura; Que está en el cielo más alta que todas ellas como REINA Y SEÑORA DE LOS CIELOS Y TIERRA, NO LO DICE LA ESCRITURA… Pero está en el sentir de la iglesia universal y se da por doctrina ciertísima .Su inmensa dignidad está diciendo a las claras que tiene más gracia y méritos que todas las criaturas y que es la reina de todas ellas. 
El mismo profesor Bujanda confiesa enfáticamente que nada dice la Escritura de la exaltación de la virgen María para constituirla en reina del cielo. El mismo no considera tener una prueba Escritural para probarlo , por lo tanto él mismo con su declaración hace ver abiertamente que esa proclama no es una verdad Escritural; Y sí no es una doctrina de la palabra de Dios, no debe ser aceptada por el cristiano consciente que trata de mejorar sus convicciones religiones hacia Dios. 
Hay algo todavía más, para poderla llamar reina de los cielos era necesario que la virgen ascendiera al cielo, cosa que nadie puede probar con base en las sagradas Escrituras, el papa Pío Xll, en una bula dijo lo siguiente: Definimos ser dogma la revelación divina que la inmaculada madre de Dios, siempre virgen María, cumplido el curso de su vida sobra la tierra, fuè llevada en cuerpo y alma a la gloria celestial.
Nótese que ni una ni otra cosa se puede probar con las Escrituras ambas cosas tienen su principio en la tradición en la cual no se puede confiar. 
Desde el siglo lX se trató de sostenerse la idea que la virgen había ascendido al cielo en cuerpo y alma, pero desde aquel entonces, y aun de la misma iglesia romana se levantaron hombres que contradijeron tal idea. Así vino a desarrollarse más y más, hasta que la mencionada bula la confirmó como una doctrina católica. Hoy es aceptada por millones de personas que sin razonar ni deliberar las bases de su fe aceptan sin interesarse por comprobar la veracidad de su doctrina.
Sin embargo, es ciertísimo también que a diario, muchas personas van dejando de creer en lo que mucho tiempo aceptaron por falta de consideración. Día tras día la gente se sigue sacudiendo de las tradiciones, de las fabulas, y de las historias que han girado en derredor de la religión y buscan ansiosamente la verdad de las cosas en la palabra de Dios. 
La Sagrada Escritura, cuando habla de la virgen María, la presenta de entre todas las mujeres, como la elegida, como la agraciada, como la dichosa, como el vaso puro preparada por Dios para que por medio de ella, el Verbo de Dios se hiciera carne.
¿Que seguridad puede tener un pecador que la virgen puede interceder por él?, si no le consta ninguna evidencia bíblica la asunción de ella al cielo. No así de Cristo el Señor, por cuanto la Sagrada Escritura claramente dice que él resucitó y ascendió al cielo y se sentó a la diestra de Dios Padre, para rogar por todos los pecadores, hechos 1: 9-11, 7: 55- 57, hebreos 8:1,
La tradición se presta para toda clase de supersticiones, por cuanto no es un punto Escritural, sino que son pretendidas revelaciones, apariciones, ideas, sistemas etc. Que van resurgiendo dentro de algún pueblo, pero todo ello puede estar lleno de fantasías, de ir realismo, y muchas de las veces, hasta de mentiras que contradicen escandalosamente la palabra de Dios. Por ejemplo, citaremos algunas partes de una obra católica, la cual indudablemente que ha de formar parte de la tradición romana , ya que todo lo que dice, no está en la Sagrada Escritura, nos referimos a la obra del canónigo : Francisco Salvador Ramón, edición de 1921 dice en su pagina 120: María es el complemento de la trinidad. 

Razonando esta parte: ¿que podemos decir de esto?, pues que es solamente una mentira, y es mas, hasta una blasfemia, por cuanto nunca un humano podría constituirse en una parte de la deidad. La virgen María tuvo una naturaleza semejante a la de todos los humanos, esto lo reconoce el autor mencionado en su pagina 125. Teniendo pues naturaleza humana, jamás podría formar parte de la deidad formada por Espíritus purísimos nunca concebidos por nuestra mente. Además, ¿donde está el pasaje en la Sagrada Escritura en donde se pueda probar semejante idea? 

La sagrada Escritura es clara al decirnos en el libro de apocalipsis, que Juan pudo contemplar solamente dos tronos, este es el del Padre y el de su Hijo Jesucristo, pero no vio el de la virgen María Apoc. 22- 1.
Es entonces inaceptable semejante idea de lo que puede formar parte de la tradición romana, y hay algo todavía mas censurable, en la misma obra, pág. 118 que dice: María no pide a Dios con oración suplicante , sino lo manda con imperio…….Esto nos parece un absurdo completo, porque si el párrafo anterior, decía que formaba parte de la trinidad, ahora prácticamente se da a entender que las tres entidades están sujetas a la voluntad de la virgen, y esto está totalmente opuesto a las verdades de la Sagrada Escritura, pues Dios ha dicho : Yo Jehová , este es mi nombre y a otro no daré mi gloria. 
Es imposible pensar que Dios mismo haya tenido que bajar de su altísimo carácter para obedecer a una humana.
Las cosas mencionadas por el canónigo , no son puramente ideas de él , son simplemente hojas que reciben vida de las raíces de los concilios romanos, tales como los de Éfeso, y los de Constantinopla, los cuales presentaron ante el mundo a la virgen María como la madre y engendradora de Dios. Era muy natural que con semejantes términos de los dichos concilios, don Salvador Ramón se atreviera a decir que María forma parte de la trinidad. 
Dice así los acuerdos de dichos concilios: Si alguien dice que la santa, gloriosa, siempre virgen María es impropia y no verdaderamente engendradora de Dios, sea anatema. La virgen María no podría ser nunca la MADRE de Dios. (ENGENDRADORA,) porque EL existe desde la eternidad, aún el Hijo existía desde antes de la fundación del mundo como dijo Jesús en Juan, 17: 5. Ahora pues, Padre glorifícame tú cerca de ti mismo con aquella gloria que tuve cerca de ti antes que el mundo fuera. 

Ambos existieron antes de los tiempos de los siglos, antes de esta creación física, pues por ambos fueron hechos los cielos, la tierra y aun el hombre mismo fue hecho por el poder que les asistía, y ¿ahora decir que de uno de los descendientes de Adán y Eva fue engendrado Dios? , esto pasa de la blasfemia y llega a pecado indescriptible. 
Para concluir este estudio, daremos respuesta a una pregunta que se ha hecho:¿ María tuvo mas hijos con su esposo José, ? En primer lugar debemos entender que la virgen María fue un ser humano como cualquiera de nosotros , no tenia absolutamente nada de divino , su materia era como cualquiera doncella de Israel, prueba de ello, es que estaba comprometida con un varón llamado José Lucas 1 : 27. Tenía además, parientes como cualquier persona Lucas 1: 26. Todo esto evidencia que su origen, su crecimiento , su desarrollo era normal como toda joven.. 

De esto no hay la menor duda, ni tampoco causa el mayor de los escándalos porque así estaba profetizado en el libro de los Salmos, 69: 8-9. Analicemos el pasaje: He sido extrañado de mis hermanos, y extraño a los hijos de mi madre porque me consumió el celo de tu casa; Y los denuestos de los que te vituperaban cayeron sobre mí.
Estos pasajes son clarísimos y no dan lugar a dudas, prueba de ello es que ni aún las versiones católicas se han atrevido a poner alguna nota aclaratoria en estos textos, han preferido callar ante solemne verdad.
Este salmo fue escrito por el rey David y por el Espíritu profetizo del Señor como el mismo Cristo lo confirmó en Lucas 24: 44, al decir: que era necesario que se cumpliesen todas las cosas que están escritas de mí en la ley de Moisés y en los profetas y en los Salmos. 

Este Salmo 69 encierra cinco profecías que se cumplieran al pie de la letra en el Señor Jesucristo: La primera está en el versículo 8 cuando dice: He sido extrañado de mis hermanos…Este pasaje se cumplió con sus hermanos de raza, es decir con los judíos, ya que siendo Jesús judío, sus hermanos de raza eran estos mismos, para quienes fue extraño como puede comprobarse leyendo Juan 1: 11. A lo suyo vino y los suyos no le recibieron. 

Jesús llamó a todos los judíos, sus hermanos como dice hebreos 2: 12. Diciendo: Anunciaré a mis hermanos tu nombre y en medio de la congregación te alabaré. Esto estaba predicho en el salmo 22: 22. Pero no obstante que el Señor Jesús anunció el nombre de Jehová entre sus hermanos de raza. Estos lo rechazaron como si fuera un extraño, no recibieron su doctrina, antes hicieron mofa de él y aun lo escarnecieron. De esta manera se cumplió la primera parte del versículo 8 del Salmo 69 que hemos considerado.
Ahora analicemos la segunda parte de este pasaje, dice así: Y extraño a los hijos de mi madre notemos cuan claro es este pasaje, no se refiere a sus hermanos de raza, ni a sus parientes, se refiere directamente a los hijos de su madre, y como su madre era María, entonces se refiere a los hijos que José y María tuvieron como matrimonio. 
Busquemos en las Escrituras cristianas, como se cumplió al pie de la letra esta parte del pasaje, en el Evangelio de Juan 7: 2-5… Y estaba cerca la fiesta de los judíos, la de los tabernáculos, y dijeron sus hermanos: Pásate de aquí y vete a Judea, para que también tus disípalos vean las obras que haces. Que ninguna que procura ser claro hace algo en oculto, si estas cosas haces, manifiestamente al mundo, porque ni aun sus hermanos creían en él. 
El ultimo pasaje es el que confirma lo predicho por el Salmo 69: 8.Que dice: Y extraño a los hijos de mi madre. Y en Juan 7: 5. Dice claramente: Porque ni aun sus hermanos creían en él.
No hay lugar a duda que lo que nos interesa en esta ocasión es la que se refiere a la extrañeza que los hijos de su madre le hicieron, comprobando con esto que efectivamente María tuvo más hijos aparte de Jesús. Los nombres de estos los encontramos en Mateo 13: 56: Y venido a su tierra les enseñaba en la sinagoga de ellos, de tal manera que ellos estaban atónitos y decían: ¿De dónde tiene este tanta sabiduría y esta maravillas?, ¿No es este el hijo del carpintero? ¿ No se llama su madre María y sus hermanos, Jacobo y José y Simón y Judas? ¿No están sus hermanas también con nosotros?, ¿De donde tiene pues este todas estas cosas?... 
Según el testimonio del evangelista Mateo, cuatro fueron los hermanos varones de Jesús y se llamaron: JACOBO, JOSÈ, SIMON Y JUDAS, además hace mención de hermanas mujeres que no dice el número de ellas.
Este testimonio lo dieron los judíos que lo habían visto crecer, en donde radicaba María y José, y sabían que habían tenido más hijos. El evangelista no protestó por el testimonio de aquellos judíos, todo lo contrario, lo escribió en su evangelio sin ningún asombro, lo consideró lo mas normal del caso. Para el evangelista eso no era pecado ni escándalo, por cuanto era un asunto tan natural. 
Todos estos puntos de vista nos hacen ver que María ciertamente fue una mujer santificada y escogida, pero fue como las buenas madres de Israel y alcanzó gracia delante de Dios. Ella siguió siempre con santidad y pureza delante del omnipotente, pero no una pureza que la llevara a DEIFICARLA, sino su pureza era humana digna de tomarla en cuenta para que fuera el vaso donde el Verbo tomara carne.
Mientras Jesús estuvo en la tierra , nunca brindó preponderancia a María, entre las demás criaturas jamás trató de enaltecerla , delante del pueblo ese hubiera sido un gravísimo error, presentar al pueblo judío para que la adorara, el Señor sabía que eso no debería de hacer, el Señor Jesús presentó delante del pueblo únicamente a su PADRE CELESTIAL y jamás en ningún sermón dio indicio alguno de deificar a María, todo lo contrario , en las partes donde se menciona , se le considera como una de las mujeres santas de Israel. 
Tenemos algunas partes de las Escrituras en donde se le nombra a María y no se le observa absolutamente ninguna particularidad que la engrandezca, por ejemplo en Mateo 12: -47 - 50: y le dijo uno: he aquí tu madre y tus hermanos están fuera que te quieren hablar. Y respondiéndole él al que le decía esto le dijo: ¿quien es mi madre y quiénes son mis hermanos? Y extendió su mano hacia sus discípulos dijo: He aquí mi madre y mis hermanos. Porque todo aquel que hiciere la voluntad de mi Padre que está en los cielos es mi hermano y mi madre. 
En este pasaje, el Señor no enalteció a María, todo lo contrario la puso en el mismo nivel de todos aquellos que hicieran la voluntad de su Padre.
En otra ocasión, una mujer enalteció a María Lucas 27: 28. Y aconteció que diciendo estas cosas, una mujer de la compañía levantando la voz dijo: Bienaventurado el vientre que te trajo y los pechos que te amamantaron, y él dijo: Antes bienaventurados los que oyen la palabra de Dios y la guardan.
Este pasaje es muy claro para descartar cualquier idea que pretenda decir que Jesús enalteció a su madre, preguntamos ¿porqué no secundó Jesús a la magnificación que esa mujer hizo a María? Porque no fue ese el propósito de Jesús al venir a la tierra, él no venía a intentar a otro dios o a poner otra entidad en la deidad, sino a presentar a su Padre como el único Dios verdadero y a Jesucristo su hijo, Juan 17: 3.El no vino a presentar a María como la redentora del mundo, él se presento al mundo como el camino la verdad y la vida, y nadie puede venir al Padre si no es por mi. 
La Sagrada Escritura no registra ningún pasaje que los apóstoles la hayan tenido en un lugar especial, ni tampoco en el momento de su muerte, que fue a la mitad del siglo l, ella murió desde luego en gracia delante de Dios, y espera con todos los santos la resurrección de los muertos y por fin tendrá la vida eterna. Por lo tanto, tenemos un Redentor Y NO UNA REDENTORA.

IGLESIA DE DIOS.
Gamaliel Estrada
predicando desde Guatelinda

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada