Bienvenidos

HECHOS 20:24
No me preocupa si tengo que morir. Lo que sí quiero es tener la satisfacción de haber anunciado la buena noticia del amor de Dios, asi lo ordeno El Señor.

martes, 10 de enero de 2017

4 verdades de una oración sincera/ SALMOS 25 : 1-7

¡OH SEÑOR, TE ENTREGO MI VIDA!

4 verdades de una oración sincera

Salmo 25:1-7

1 Oh Señor, te entrego mi vida. 2 ¡Confío en ti, mi Dios! No permitas que me avergüencen, ni dejes que mis enemigos se regodeen en mi derrota.3 Nadie que confíe en ti será jamás avergonzado, pero la deshonra les llega a los que tratan de engañar a otros.4 Muéstrame la senda correcta, oh Señor; señálame el camino que debo seguir. 5 Guíame con tu verdad y enséñame, porque tú eres el Dios que me salva. Todo el día pongo en ti mi esperanza. 6 Recuerda, oh Señor, tu compasión y tu amor inagotable, qué has mostrado desde hace siglos. 7 No te acuerdes de los pecados de rebeldía durante mi juventud. Acuérdate de mí a la luz de tu amor inagotable, porque tú eres misericordioso, oh Señor

Introducción.

Esta una oración corta, sencilla y sincera, pero poderosa, donde Salmista inicia ofrendando lo que el mismo creador le otorgo y quién de nosotros entrega su vida como una ofrenda aunando su confianza completa y humillándose completamente solicitando: guíanza, eficaz, salvación, esperanza, amor, misericordia y perdón   y es la oración sincera la eficaz jamás como la del publicano, este es un ejemplo de un destacado hombre de oración de las sagradas escrituras aunque breve fue efectiva..


Si hacemos referencia en la vida de David un hombre que enfrento graves problemas en su reino el trató escoger el camino recto y tal como tú sabes también los problemas que te aquejan que solo tú conoces en tu corazón;  has descubierto que no es fácil andar por él. El camino está rodeado de enemigos que quieren poner al débil en vergüenza para burlarse de él. [Sean personas o situaciones tentadoras]. Tú y yo tenemos problemas en el trabajo, con nuestros familiares, con nuestra esposa, con nuestros hijos y a veces la desesperación no gana, Pero si leíste conmigo este salmo aprendiste una vez más, que es muy difícil caminar sin la compañía del Señor.


Es posible que te sientas sola, y/o solo y sientas que tu mundo se cierra, pero as esta oración personal, ¡HAZLA TUYA! David revela su relación con Dios. El lenguaje que usa transmite la idea de confianza, seguridad, integridad, alegría, disposición, claridad mental.

Si solo quisieras orar un poco más de lo normal, si oras solo una vez al dia ahora ora dos veces, comunícate más con Dios, quéjate con el ¿crees que Dios no le respondió a David? Pero me dirás es que era David el Rey de Israel por eso lo escucho, nuestro Dios no hace acepción de personas solo quiere de ti un corazón humillado una disposición clara de reconocer nuestros pecados y claridad mental o sinceridad en otras palabras.


Es por eso que David, se detiene un momento en el camino. Sabe que no puede regresar, pero no sabe cómo continuar. Por eso pide que Dios le ayude a seguir sin salirse del buen camino.

Quién de nosotros no quisiéramos deja de pecar, y prometes no hacerlo y lo vuelves a hacer al reflexionar en la oración que hace David en el Salmo 25:1-7, aprendemos cuatro verdades sobre la oración.

PRIMERA VERDAD EN LA ORACIÓN SINCERA.



Saber en qué dirección buscar ayuda.
A ti, oh Jehová, levantaré mi alma” (Salmos 25:1).

El entregar tu vida completa a tu señor o Levantar el «alma» es una referencia poética a presentarse con humildad y reconocimiento ante Dios. Es decirle: “as conmigo tu voluntad”; es una manera poética de enfatizar la piedad ante Dios, es una forma sencilla de allegarse al trono de Dios para que el Señor evalúe nuestra existencia completa y responda a nuestra petición. Si deseas ayuda primero reconoce que tú le perteneces, que no vives tú, si no Cristo vive en ti Gálatas 2:20 Con Cristo estoy juntamente crucificado, y ya NO VIVO YO, mas vive Cristo en mí; y lo que ahora vivo en la carne, lo vivo en la fe del Hijo de Dios, el cual me amó y se entregó a sí mismo por mí. 

Cuando reconozcas entonces que tu vida le pertenece, ¿qué crees que ara Dios con tu vida? Te cuidara, No lo dudes, te pondrá en alto, te protegerá como la niña de sus ojos. Zacarías 2:8 Porque así ha dicho Jehová de los ejércitos: Tras la gloria me enviará él a las naciones que os despojaron; porque el que os toca, TOCA A LA NIÑA DE SU OJO.  Está claro que sus hijos son de su cuidado los que son de su pertenecía  Salmos 17:8 GUÁRDAME como a la NIÑA DE TUS OJOS; Escóndeme bajo la sombra de tus alas, ¿Qué dudas tienes entonces de entregarte completamente a sus designios, ¡hazlo ahora mismo!

David sabía dónde encontrar ayuda. Él deseaba estar en la presencia de su Dios. Él dependía totalmente de Dios así dice Salmo 86:4Dame felicidad, oh Señor, pues a ti me entrego.5 ¡Oh Señor, eres tan bueno, estás tan dispuesto a perdonar,  tan lleno de amor inagotable para los que piden tu ayuda!

Si comprendiste lo que leímos, había seguridad en su oración al decirle “eres tan bueno, estás dispuesto a perdonar”, el ya declara en su vida salvación y perdón, así que queda claro que si necesitas perdón y reconciliación no tardes más en hacerlo. 1 Juan 1:9 Si confesamos nuestros pecados, él es fiel y justo para perdonar nuestros pecados, y LIMPIARNOS DE TODA MALDAD. 
           
No debes orar solo cuando tienes tiempo, hazlo cuando tengas necesidad no te digo que debas arrodillarte en el autobús, en la calle, solo cierra tus ojitos y él está dispuesto a oírte en todo momento.  Mateo 6:5 Y CUANDO ORES, no seas como los hipócritas; porque ellos aman el orar en pie en las sinagogas y en las esquinas de las calles, para ser vistos de los hombres; de cierto os digo que ya tienen su recompensa. Mateo 6:6 Mas tú, CUANDO ORES, entra en tu aposento, y cerrada la puerta, ora a tu Padre que está en secreto; y tu Padre que ve en lo secreto te recompensará en público.

 pero si te recomiendo que debes orar antes de salir de tu casa, o cerrar tu habitación unos minutos solo para depositar tu confianza cada mañana antes de salir de casa,  solo te tomara unos minutos; jamás será perder tu tiempo cuando a orar se refiere, si supieras todas las bendiciones que te ganas.

Salmo143:8 Hazme oír cada mañana acerca de tu amor inagotable, porque en ti confío. Muéstrame por dónde debo andar, porque a ti me entrego.

El humanista mira solamente los recursos humanos disponibles. Pone su mirada en él mismo. Se cree capaz de todo, cree que no necesita de Dios. En tanto que el cristiano inmediatamente mira a Dios. El hombre de oración sabe que las bendiciones de Dios no son opcionales. Son una necesidad.

SEGUNDA VERDAD EN LA ORACIÓN SINCERA.
Saber Confiar:

La oración es levantar el corazón a Dios. El Señor Creador no tiene necesidad de ti, eres tú el que tiene necesidades, pues Él lo tiene todo solo pide y se te dará Lucas 11:10 Porque todo aquel que PIDE, recibe; y el que busca, halla; y al que llama, se le abrirá. Pero ahora sabes que si no lo recibiste es porque haz pedido mal, Santiago 4:3 Pedís, y no recibís, PORQUE PEDÍS MAL, para gastar en vuestros deleites. (Porque pides dinero por eso y para gastar en tonterías)

Comprende amado lector entonces que No es mover a Dios hacia nosotros, sino movernos nosotros hacia Dios. En definitiva, somos nosotros los que necesitamos su bendición. David sabe en qué dirección buscar ayuda.

Verso 2-3 del Salmos 25 dice así:
“Dios mío, en ti confío; no sea yo avergonzado, no se alegren de mí mis enemigos. Ciertamente ninguno de cuantos esperan en ti será confundido; serán avergonzados los que se rebelan sin causa

Una actitud de confianza basada en el carácter justo de Dios es la clave para que la oración sea efectiva. David declaró su confianza y la convicción de que Dios no lo dejaría en vergüenza. Hoy en día está de moda la burla, que te subestimen, que te hagan bajar la cabeza en todo, que te humillen en el trabajo en el colegio (bullin) pero que eso no te preocupe, tu vida cambiará, tu estatus será distinto porque nadie se puede burlar de un hijo de Dios, ni mucho menos lastimarlo, el tomara venganza por ti, y veras que te digo la verdad.

Deuteronomio 28:13 TE PONDRÁ JEHOVÁ POR CABEZA, Y NO POR COLA; y estarás encima solamente, y no estarás debajo, si obedecieres los mandamientos de Jehová tu Dios, que yo te ordeno hoy, para que los guardes y cumplas,  

Es que me dirás eso era SOLAMENTE para los judíos, pues yo te digo que JAMAS, absolutamente NO. De cierto te digo que es para aquel que entrego su vida al creador y para aquel según la segunda parte de verso al decir SI OBEDECES LOS MANDAMIENTOS DE JEHOVA.


Te daré otro ejemplo: Pablo dice que él le confió a Dios un depósito: tanto su trabajo como su vida; y está seguro de que ese depósito, está a salvo (asegurado), porque conocía que Aquel en quien había creído no le fallaría, no lo dejaría en vergüenza. “No sea yo avergonzado” de esta confianza que he puesto en ti, que no me muevan de ella el miedo ni el halago y que no quede, al final, decepcionado de haber dependido en todo de ti, sino guarda mi depósito, lo que te he encomendado (2 TIMOTEO 1:12).

Hay situaciones que parecen ser un fracaso total en vez de un éxito rotundo. Nadie desea caer derrotado, ya sea en la vida personal, en la vida familiar o en el trabajo. Es preciso entonces saber en quien confiar. Estar convencidos de que “ninguno de cuantos esperan en ti [en el Señor] será confundido”. Dios no deja en vergüenza a los que confían y esperan en Él. David sabe en quien confiar.

TERCERA VERDAD EN ORACION SINCERA
Conocer el propósito de la oración.

                                 

 “Muéstrame, oh Jehová, tus caminos; enséñame tus sendas. Encamíname en tu verdad y enséñame; porque tú eres el Dios de mi salvación; en ti he esperado todo el día” (Salmos 25:4-5).

Nunca pero nunca te sientas autosuficiente, que todo lo sabes que todo lo puedes muestra humildad, no seas que seas avergonzado Salmos 51:17 Los sacrificios de Dios son el espíritu quebrantado; Al corazón contrito y HUMILLADO no despreciarás tú, oh Dios. Porque si oras como el publicano que se sentía como el mejor entonces su oración no subirá pero ni al techo de su aposento Lucas 18:14 Os digo que éste descendió a su casa justificado antes que el otro; porque cualquiera que se enaltece, será HUMILLADO; y el que se humilla será enaltecido.

Cuando oramos pidiéndole a Dios que cambie una situación, o que cambie a otra persona, casi siempre comienza con nosotros. El propósito de la oración es cambiarnos. Primero pide un cambio en ti, luego en los demás, tú debes iniciar el cambio. Mateo 7:3 ¿Y por qué miras la paja que está en el ojo de tu hermano, y no echas de ver la viga que está en tu propio ojo?

Que tu señor te diga por dónde ir, que el muestre el camino, te muestre el mapa por donde debes conducirte. La petición más grande que tenía David era que Dios le mostrara, le enseñara y le encaminara por «tus caminos», «tus sendas», «tu verdad». Esto revela el corazón de un hombre que desea conocer los designios de Dios, sujetarse a sus preceptos, ver cumplidas sus promesas y sus pactos.

Muéstrame tus caminos: así que di conmigo ¡Hoy Pongo mis actitudes bajo tu control, Señor Jesús!.

 Cuando el creyente se determina así, el camino se hace seguro, aunque aparezcan tropiezos. Dios cumplirá sus propósitos en nosotros mira lo que dice Salmos 138:8 El Señor llevará a cabo los planes que tiene para mi vida, pues tu fiel amor, oh Señor, permanece para siempre. No me abandones, porque tú me creaste.

Oh Dios Enséñame tus sendas: Prepárame para conocer tu verdad. Aprender sin disciplina no puede ser totalmente efectivo. Aprender sin experiencia no puede ser plenamente apreciado.

MI Dios Encamíname en tu verdad: Guíame y camina conmigo (eso implica confianza). No podemos confiar en lo que no conocemos. No podemos confiar en lo que no hemos probado.

Cuando la oración te cambia, cambias tus actitudes. Ese es el propósito de la oración. David conocía el propósito de la oración.

CUARTA Y ULTIMA VERDAD EN LA ORACIÓN SINCERA.

Conocer la base de la oración.

Acuérdate, oh Jehová, de tus piedades y de tus misericordias, que son perpetuas. De los pecados de mi juventud, y de mis rebeliones, no te acuerdes; conforme a tu misericordia acuérdate de mí, por tu bondad, oh JehováSalmos 25:6-7.

TERMINO ESTE MENSAJE ASÍ Y PON ATENCIÓN:
David no se acerca a Dios basado en su propia grandeza o sus éxitos, si bien recuerdas era inmensamente rico, tesoros, propiedades nada le faltaba en casa;  es posible que vivas muy cómoda o cómodo en tu residencia de miles de dólares o pesos, tengas auto de lujo, empresa, pero eso no te limite a ser misericordia con los demás que son hijos de Dios, mira que David no se sintió superior  sino que viene a Él «conforme a tu [su] misericordia». Él ora a Dios basándose en lo que Dios es y no en lo que él hace.

Jesús ilustró la oración que se basa en los méritos humanos en la parábola del fariseo y el publicano: “El fariseo, puesto en pie, oraba consigo mismo de esta manera: Dios, te doy gracias porque no soy como los otros hombres, ladrones, injustos, adúlteros, ni aun como este publicano; ayuno dos veces a la semana, doy diezmos de todo lo que gano.” (Lucas 18:11-12). Por lo tanto, tengo derecho a reclamarte y exigirte ser justificado y recibir la mejor recompensa. No fue justificado.

En tanto que el publicano dice: “Dios, sé propicio a mí, pecador.” (Lucas 18:13). Salió justificado.

De igual manera, David no apela ni a sus propias obras ni a su propia justicia; más bien apela a la compasión y a la misericordia de Dios (Salmo 25:6). Se siente indigno delante de Dios y se humilla delante de su presencia. 

David no está preocupado si Dios se olvida o no de algo. Su recordatorio a Dios en su oración (25:6-7), se fundamenta en que las promesas y provisiones de Dios, son “conforme a [su] misericordia”, “por amor de su nombre” (Salmos 25:11).

La base de la oración es la misericordia de Dios, no nuestros méritos.
Para ser dirigido por Dios se necesita tener una mente humilde y abierta para Dios. David conocía la base de la oración.

Así que te insto a ser humilde antes que soberbio, si cambias tú, lo notaremos inmediatamente.

Cada uno de las verdades encontradas en estos primeros siete versículos del salmo 25, nos llevan a una pregunta reflexiva.

      ·         ¿Sabes en qué dirección buscar ayuda? Muévete hacia Dios.
·         ¿Sabes en quién confiar? Dios no te dejará en vergüenza.
·         ¿Conoces el propósito de la oración? La oración te cambia.
·         ¿Conoces la base de la oración? Compasión y misericordia divina.

Se justo en todo y piensa siempre en hacer el bien, agrada a Dios en todo y te ira súper bien.

1 Pedro 3:12 Porque los ojos del Señor están sobre los justos, Y sus oídos atentos a sus oraciones; Pero el rostro del Señor está contra aquellos que hacen el mal.

Que el señor te bendiga y te guarde, te mire con agrado y te conceda paz.

Defendiendo La sana doctrina
Iglesia de Dios
Columna y apoyo de la Verdad.

Formando Lideres con valor, Gamaliel Estrada/2017.

martes, 3 de enero de 2017

¡No está aquí! / Vengan, vean el lugar donde estaba su cuerpo.

                                           Mateo 28:6/¡No está aquí! 


Mateo 28:6 ¡No está aquí! Ha resucitado tal como dijo que sucedería. Vengan, vean el lugar donde estaba su cuerpo.

Aquellas santas mujeres; María Magdalena y la otra María fueron al sepulcro esperando encontrar allí el cuerpo de Jesús, de su señor con el propósito de embalsamarlo; costumbre cultural judía que no podían faltar a cumplir tal evento. Su intención era buena y era acepta delante de Dios aquella actitud de servir, pero a pesar de todo eso, su deseo no fue concedido por la simple razón de que era contrario a los designios de Dios; incluso discrepa con aquello que cristo les había anunciado:  que resucitaría al tercer día, El mismo Señor Jesús les había predicho y declarado claramente.  Estas buenas mujeres se habían resignado a la pérdida de la presencia de aquel que era su mayor deleite, obviamente no esperaban que alguien les dijera “No está Aquí” debe haberles sonado como un campanazo a los oídos ellas esperaban encontrarle abrazado de su sudario, pero Él no estaba ahí, se había ido.

Las imagino con momentos de aflicción, pero la aflicción desparece de sus corazones inmediatamente cuando el ángel agrego: “ha resucitado” no cabe ninguna duda que recordaron aquellas palabras increíbles para sus oídos cuando les dijo : Mateo 17:23 y le matarán; mas al tercer día resucitará. Y ellos se entristecieron en gran manera. Mateo 20:19 y le entregarán a los gentiles para que le escarnezcan, le azoten, y le crucifiquen; mas al tercer día resucitará.

Tal afirmación nunca fue del todo creído; Estas mujeres estaban en el sepulcro no para verificar esta resurrección, ellas iban a embalsamarlo como era la costumbre pues ellas si sabían que este cuerpo que habían enterrado tres días atrás ya expedía mal olor putrefacto ; solo fue creíble cuando un ángel confirma  “tal como dijo que sucedería. Vengan, vean el lugar donde estaba su cuerpo” . Corrieron a ver el lugar donde había dejado su cuerpo 3 días atrás entonces recordaron que él dijo: Marcos 9:31 Porque enseñaba a sus discípulos, y les decía: El Hijo del Hombre será entregado en manos de hombres, y le matarán; pero después de muerto, resucitará al tercer día. Lucas 13:32 Y les dijo: Id, y decid a aquella zorra: He aquí, echo fuera demonios y hago curaciones hoy y mañana, y al tercer día término mi obra. 

Tanto los apóstoles y discípulos después del tercer día de la resurrección estos dudaron verazmente de que el señor Jesús resucitara, la incredulidad era parte natural de ellos, lea conmigo. LUCAS 24: desde el verso 13 en adelante.

Lucas 24: 1313 Ese mismo día, dos de los seguidores de Jesús iban camino al pueblo de Emaús, a unos once kilómetros de Jerusalén. 14 Al ir caminando, hablaban acerca de las cosas que habían sucedido. 15 Mientras conversaban y hablaban, de pronto Jesús mismo se apareció y comenzó a caminar con ellos; 16 pero Dios impidió que lo reconocieran.
17 Él les preguntó: — ¿De qué vienen discutiendo tan profundamente por el camino? Se detuvieron de golpe, con sus rostros cargados de tristeza. 18 Entonces uno de ellos, llamado CLEOFAS, contestó: —Tú debes de ser la única persona en Jerusalén que no oyó acerca de las cosas que han sucedido allí en los últimos días. 19 — ¿Qué cosas? —preguntó Jesús. —Las cosas que le sucedieron a Jesús, el hombre de Nazaret —le dijeron—. Era un profeta que hizo milagros poderosos, y también era un gran maestro a los ojos de Dios y de todo el pueblo. 20 Sin embargo, los principales sacerdotes y otros líderes religiosos lo entregaron para que fuera condenado a muerte, y lo crucificaron. 21 NOSOTROS TENÍAMOS LA ESPERANZA DE QUE FUERA EL MESÍAS que había venido para rescatar a Israel. TODO ESTO SUCEDIÓ HACE TRES DÍAS. 22 »NO OBSTANTE, ALGUNAS MUJERES DE NUESTRO GRUPO DE SEGUIDORES FUERON A SU TUMBA esta mañana temprano y regresaron con noticias increíbles.23 Dijeron que el cuerpo había desaparecido y que habían visto a ángeles, quienes les dijeron ¡que Jesús está vivo! 24 Algunos de nuestros hombres corrieron para averiguarlo, y efectivamente el cuerpo no estaba, tal como las mujeres habían dicho.

Si entiendes lo que hemos leído te habrás dado cuenta que era decepcionante e increíblemente airosa esta incredulidad que enojarse con estos seguidores era justificable, no habían entendido nada de los 3 días y 3 noches que Él les anuncio, ya sabían del terremoto y de los ángeles que anunciaron la resurrección, El mismo Jesús los escucha y entonces se los hace saber al decirles y volverlos a evangelizar después de su resurrección y les dice así: verso 25.

Lucas 24: 25 25 Entonces Jesús les dijo:


—¡QUÉ NECIOS SON! Les cuesta tanto creer todo lo que los profetas escribieron en las Escrituras. 26 ¿Acaso no profetizaron claramente que el Mesías tendría que sufrir todas esas cosas antes de entrar en su gloria?

La actitud del Señor Jesús es siempre evangelizadora y benevolente, su  misericordia, su paciencia es extremadamente grande que inicia su proceso de convencimiento escritural recorriendo todas las escrituras existentes  que son los escritos del Tora, los profetas hasta Malaquías, solo el antiguo testamento ya que los evangelios hasta apocalipsis no existían por obvias razones que ahora estudiamos, que La Iglesia de Dios empezaba desde este punto y sigue diciendo el verso 27:

 Lucas 24: 27 27 Entonces Jesús los guió por los escritos de Moisés y de todos los profetas, explicándoles lo que las Escrituras decían acerca de él mismo.

28 Para entonces ya estaban cerca de Emaús y del final del viaje. Jesús hizo como que iba a seguir adelante, 29 pero ellos le suplicaron: «Quédate con nosotros esta noche, ya que se está haciendo tarde». Entonces los acompañó a la casa. 30 Al sentarse a comer, tomó el pan y lo bendijo. Luego lo partió y se lo dio a ellos. 31 De pronto, se les abrieron los ojos y lo reconocieron. Y, en ese instante, Jesús desapareció.
32 Entonces se dijeron el uno al otro: «¿No ardía nuestro corazón cuando nos hablaba en el camino y nos explicaba las Escrituras?». 33 En menos de una hora, estaban de regreso a Jerusalén. Allí encontraron a los once discípulos y a los otros que se habían reunido con ellos, 34 quienes decían: «¡El Señor ha resucitado de verdad! Se le apareció a Pedro[e]».

Lazaro, resucitado por Jesucristo
Mientras caminaban al sepulcro estas mujeres santas y amadas del señor Jesús me hago unas preguntas ¿de qué iban platicando?  ¿Pensaba María sería algo bueno ver el cadáver de su Señor? Tal vez habría un tipo de satisfacción nostálgica recordar aquellos hermosos e increíbles milagros, sanaciones y resurrecciones que habían visto, como la de Lázaro mas ahora Él era una de los muertos en esa tumba fría, imagino que así pensaban en su pobre juicio, El Señor les quito el consuelo, pero Cristo ya había resucitado, y ellas fueron las primeras en enterarse y encargadas de avisar tal evento sublime, ¿acaso no era algo infinitamente mejor?  El haber escuchado “No está Aquí” ¡que tristeza!, “Pero ha resucitado” ¡qué alegría infinita! ¿puedes imaginar este momento amado lector y ver el rostro de estas mujeres? Y decirles: A Cristo el que murió por amor a ti, no le puedes ver, no le puedes embalsamar ese hermoso cuerpo bendito con la ternura que deseabas, pero ve sal, ¡Cristo Vive! y podrás postrarte a sus pies y oirás de Sus labios palabras jubilosas:  Mateo 28:7 E ID PRONTO y decid a sus discípulos que ha resucitado de los muertos, y he aquí va delante de vosotros a Galilea; allí le veréis. He aquí, os lo he dicho. 

Esto me hace decirte que aplica a tu vida cuando, vale la pena recordar esta lección; Si Dios la aplica a tu alma, podría causarte un consuelo reconfortante, Si el Señor te quita algún gozo, es que te dará otro mejor. El no vino a afligirte ni ha entristecer voluntariamente a los hijos de Dios, porque estoy seguro que usted no le niega ninguna complacencia segura a sus hijos, sin tener en mente algún bien real, cuando piden a sus hijos un pequeño sacrificio, y cuantos de ustedes no tienen una manera de compensarlos, para que no salga perdiendo por la experiencia en cuestión, Y su padre Celestial tratara así mismo de manera muy tierna y delicada con ustedes, que son sus hijos.

El texto en estudio contiene, primero, UNA CERTEZA; y, en segundo lugar, UNA INVITACIÓN.  Primero, una certeza: “No está aquí, pues ha resucitado”; en segundo lugar, una invitación: “Venid, ved el lugar donde fue puesto el Señor.”

·         La certeza: “No está aquí, pues ha resucitado”.

Que noticia más maravillosas Jesucristo realmente ¡RESUCITÓ DE LOS MUERTOS! ¿Qué importa que los falso eruditos y los sabihondos hayan intentado demostrar que este hecho nunca ocurrió? Porque es un hecho tan bien comprobado.

No hay una sola doctrina de las Santas Escrituras que no se haya querido exterminar. Al principio negaban descaradamente que tales cosas hubieren sucedido y decían que eran pura invención. Pero después, cuando se proporcionó abundante evidencia para demostrar la resurrección, esta vil incredulidad dio lugar a un escepticismo más refinado. Sin embargo, puede demostrarse más allá de toda duda, que hay tanta evidencia de la resurrección de Cristo como de cualquier otro hecho comprobado de la historia.

Probablemente no haya ningún otro hecho de la historia que esté tan plenamente demostrado y corroborado, como el hecho de que Jesús de Nazaret, que fue clavado en la cruz, que murió, y fue sepultado, resucitó verdaderamente. ¡Amen!

Tal como creemos las historias de Julio César, los filósofos Aristóteles etcétera y tal como aceptamos las declaraciones de Tácito, y como lo de la revolución francesa sobre esa misma base de documentos históricos porque no creer en Jesucristo.

 Ellos también esta obligados a aceptar el testimonio de Mateo, y de Marcos, y de Lucas y de Juan, lo mismo que los testimonios de aquellas personas que fueron testigos oculares de Su muerte, y que le vieron después que hubo resucitado de los muertos.

Que Jesucristo resucitó de los muertos no es una alegoría ni un símbolo, sino es una realidad. ¡Aleluya!

Y ciertamente Cristo Jesús fue muerto y enterrado en esa tumba fría y allí permaneció muerto, evidentemente por los Romanos que cuidaron la tumbas para que ese hecho fuera corroborado tanto por los amigos como por los enemigos; era un cadáver que debía ser depositado en la tumba.  Mateo 27:58 Este fue a Pilato y pidió el cuerpo de Jesús. Entonces Pilato mandó que se le diese EL CUERPO. 59 Y tomando José EL CUERPO, lo envolvió en una sábana limpia, 60 y lo puso en su sepulcro nuevo, que había labrado en la peña; y después de hacer rodar una gran piedra a la entrada del sepulcro, se fue. José de Arimatea se encargó de eso y bajarlo de esa cruenta cruz yo imagino que es posible que les haya dicho a los que lo acompañaron para el entierro rápido que tuvo:  Tóquenlo y véanlo. Es el mismo Cristo que ustedes conocieron en vida. Es exactamente el mismo. ¿Hubo alguna vez tales ojos en cualquier otra forma humana? ¡Contémplenle!, Pilato un dirigente romano decide evidenciar el cuido de este mismo que había sido escarnecido por él, ahora protege la tumba sin saber que eso demostraba que la tumba estaría ocupada por 3 días y evidenciaría la profecía.

Mateo 27: 62 Al día siguiente, que era el día de descanso, los principales sacerdotes y los fariseos fueron a ver a Pilato. 63 Le dijeron:
—Señor, recordamos lo que dijo una vez ese mentiroso cuando todavía estaba con vida: “Luego de tres días resucitaré de los muertos”. 64 Por lo tanto, le pedimos que selle la tumba hasta el tercer día. Eso impedirá que sus discípulos vayan y roben su cuerpo, y luego le digan a todo el mundo que él resucitó de los muertos. Si eso sucede, estaremos peor que al principio.
65 Pilato les respondió:
—Tomen guardias y ASEGUREN LA TUMBA LO MEJOR QUE PUEDAN.
66 Entonces ellos sellaron la tumba y pusieron guardias para que la protegieran.

Amado amigo usted puede imaginar la impresión de aflicción en su rostro y la tristeza de estas mujeres al ver un cuerpo destruido por la maldad de estos romanos que rompieron su piel de su cuerpo e inmisericordemente lo hicieron sangrar y causar inflamaciones deformantes ¿Hubo jamás Algún semblante tan desfigurado como el suyo, alguna aflicción tan real en Sus efectos? Isaías 53 ¿Quién ha creído nuestro mensaje? ¿A quién ha revelado el Señor su brazo poderoso? 2 Mi siervo creció en la presencia del Señor como un tierno brote verde; como raíz en tierra seca. NO HABÍA NADA HERMOSO NI MAJESTUOSO EN SU ASPECTO, nada que nos atrajera hacia él. 3 Fue despreciado y rechazado: hombre de dolores, conocedor del dolor más profundo. Nosotros le dimos la espalda y desviamos la mirada; fue despreciado, y no nos importó.

Creo imaginar ese momento cuando sus amados lo bajan de esa cruz, no cabe duda que aquí no faltaron la presencia de estas mujeres santas y le veían con desconsuelo ensangrentado su sangre y heridas cubrían su desfigurado cuerpo.

 ¡Fue el Emperador del Abatimiento, el Príncipe de todos los Dolientes, el Rey de la Aflicción! Allí yace, siendo inconfundiblemente el mismo. Ahora, observen las señales de los clavos. Vean, allí traspasó el hierro esas benditas manos; y allí fueron perforados Sus pies; y allí está la incisión que llegó hasta el pericardio, y dividió el corazón, e hizo brotar la sangre y el agua maravillosas de Su costado. ¡Es Él, el mismo Cristo! Y las santas mujeres levantan cada uno de los miembros del cuerpo y le envuelven en lino, y ponen especias en derredor Suyo, que habían traído en su apuro, y le colocaron en ese lugar, en ese sepulcro nuevo.  Juan 19:40 Tomaron, pues, EL CUERPO de Jesús, y lo envolvieron en lienzos con especias aromáticas, según es costumbre sepultar entre los judíos.
Y así por 3 días y 3 noches, 72 horas en total, no más tiempo, no menos tiempo 3 días y  3 noches históricas cambio al mundo y clausuro el pecado de sus amados Romanos 6:6 sabiendo esto, que nuestro viejo hombre fue crucificado juntamente con él, para que EL CUERPO del pecado sea destruido, a fin de que no sirvamos más al pecado. Y dice Romanos 7:4 Así también vosotros, hermanos míos, habéis muerto a la ley mediante EL CUERPO de Cristo, para que seáis de otro, del que resucitó de los muertos, a fin de que llevemos fruto para Dios.

Ahora, ha de ser sabido y entendido que nuestra fe es que esos mismos miembros que permanecían inertes y fríos en la muerte se tornaron tibios vida otra vez; ese mismo cuerpo, con sus huesos y carne, que yacía allí, se tornó animado con vida otra vez y regresó a una gloriosa existencia.

Esas manos rompieron el pedazo de panal y el pescado en presencia de los discípulos; y esos labios los comieron; y Él mostró esas heridas y dijo:  “Pon aquí tu dedo, y mételo en el lugar de los clavos”; y desnudó Su costado, el mismo costado, y dijo: “Acerca tu mano, y métela en mi costado; y no seas incrédulo, sino creyente.” Juan 20:27 No era un fantasma ni un espectro. Como dijo Él mismo: “Un espíritu no tiene carne ni huesos, como veis que yo tengo”.

Él era un hombre real, tan real después de la resurrección como lo había sido antes; y Él es un ser real en la gloria ahora, tal como lo fue cuando estaba aquí abajo. Él ascendió a lo alto: la nube le ocultó de nuestra vista. El mismo Cristo que le preguntó a Pedro: “¿Me amas?”, Juan 21:17 Le dijo la tercera vez: Simón, hijo de Jonás, ¿ME AMAS? Pedro se entristeció de que le dijese la tercera vez: ¿ME AMAS? y le respondió: Señor, tú lo sabes todo; tú sabes que te amo. Jesús le dijo: Apacienta mis ovejas. el mismo Jesús que les dijo a todos Sus discípulos: “Venid, comed”; un hombre real resucitó de una muerte real a una vida real. Ahora, Lucas 24:43 Y él lo tomó, y comió delante de ellos.

Necesitamos siempre que esta doctrina nos sea declarada muy claramente, pues aunque la creemos, no siempre tenemos plena conciencia de ella; y aun si la hemos comprendido, es bueno oírla de nuevo, para que nuestras mentes sean confirmadas en cuanto a ella. La resurrección es un hecho tan literal como cualquier otro hecho registrado en la historia, y así hemos de creer en ella. “NO ESTÁ AQUÍ, PUES HA RESUCITADO”.

Le invito a que siga leyendo este estudio amados del señor Jesús, y verán que cuando nuestro Señor Jesucristo resucitó en aquella ocasión, siendo revivido de los sueños de la muerte, no sólo fue verdad que realmente se levantó del sepulcro, sino que resucitó para ser alzado en Su ascensión a la gloria que ahora posee a la diestra del Padre. Hechos 1:11 los cuales también les dijeron: Varones galileos, ¿por qué estáis mirando al cielo? Este mismo Jesús, que ha sido tomado de vosotros al cielo, así vendrá como le habéis visto ir al cielo.

Durante los escasos días que nuestro Señor permaneció en la tierra, ya glorificado ninguno de sus enemigos intentó hacerle daño, tampoco podían más. Hechos 1:3 a quienes también, después de haber padecido, se presentó vivo con muchas pruebas indubitables, apareciéndoseles durante cuarenta días y hablándoles acerca del reino de Dios.

Vemos que ni siquiera los perros (gentiles) se atrevían a mover la lengua en contra de Él. Difícilmente podríamos decir por qué, pero así fue. Pareciera que había una notable conformidad en las mentes de todos sus enemigos durante el tiempo que residió en medio de su pueblo aquí abajo, La Iglesia de Dios ya conformada. Él estaba fuera del alcance de sus enemigos. No le podían hacer ya ningún daño. Y es lo mismo ahora. Él no está aquí, en otro sentido; y ahora está fuera del alcance de todos sus malignos adversarios. Ahora toca a El venir y castigar a todo aquel no creyó, no cree, ni creerá. Toca eliminarlos de la faz de tierra y queda muy poco tiempo para eso, porque su segunda venida es inminente y solo se detiene por un breve tiempo hasta cumplir el número total de su Iglesia de Dios y las puertas de Reino se cerraran.

¿No te alegra esto? A mí sí. Ningún Judas puede traicionar ahora al Maestro para que sea apresado por los soldados romanos Mateo 26:47. Ningún Pilato puede tomarle ahora y corromper la justicia y entregarle a la crucifixión sabiendo que es inocente Mateo 27:17. Ningún Herodes puede burlarse ahora de Él en compañía de sus hombres de guerra: Lucas 23:11 Entonces HERODES con sus soldados LE MENOSPRECIÓ Y ESCARNECIÓ, vistiéndole de una ropa espléndida; y volvió a enviarle a Pilato.

Ya ningún soldado romano es capaz y puede ahora escupirle en Su amado rostro Marcos 15:19 Y le golpeaban en la cabeza con una caña, y le escupían, y puestos de rodillas le hacían reverencias.

Qué ironía que haya una iglesia romana que quiera y profese servirle cuando fueron ellos los que gozaron su crucifixión y la muerte de nuestros hermanos en la inquisición por tal motivo el papa Juan Pablo segundo pide perdón por tal acto cruel reconociendo tal descarado evento tenebroso, de las cuales el señor se encargara de tomar venganza, por eso nadie puede abofetearle ahora, o vendar Sus ojos, ni decirle: “Profetiza, ¿quién es el que te golpeó?” Marcos 14:65 Y algunos comenzaron a escupirle, y a cubrirle el rostro y a darle de puñetazos, y a decirle: Profetiza. Y los alguaciles le daban de BOFETADAS. Juan 19:3 y le decían: ¡Salve, Rey de los judíos! y le daban de BOFETADAS.

La cabeza, la amada cabeza majestuosa de Jesús, no puede ser nunca coronada ahora de espinas otra vez, Juan 19:2 Y los soldados entretejieron una CORONA DE ESPINAS, y la pusieron sobre su cabeza, y le vistieron con un manto de púrpura; y los incansables pies que caminaban en misiones de misericordia, no pueden ser perforados nunca más por los clavos. Los hombres no le desnudarán más, ni se quedarán exaltando en sus agonías. Marcos 15:20 Después de haberle escarnecido, le DESNUDARON la púrpura, y le pusieron sus propios vestidos, y le sacaron para crucificarle.

Él Señor Jesús se encuentra más allá de su alcance. Ahora pueden hablar mal de Él, y pueden buscar despreciarle a través de su pueblo, que es la iglesia de Dios, pues ellos son ahora los miembros de su cuerpo.

Ahora pueden rabiar; pero Dios le ha colocado a su propia diestra, y es inaccesible a su malicia.  Filipenses 2:6 Aunque era Dios, no consideró que el ser igual a Dios fuera algo a lo cual aferrarse. 7 En cambio, renunció a sus privilegios divinos;    adoptó la humilde posición de un esclavo y nació como un ser humano Cuando apareció en forma de hombre, se humilló a sí mismo en obediencia a Dios y murió en una cruz como morían los criminales. Por lo tanto, Dios lo elevó al lugar de máximo honor y le dio el nombre que está por encima de todos los demás nombres 10 para que, ante el nombre de Jesús, se doble toda rodilla en el cielo y en la tierra y debajo de la tierra, 11 y toda lengua declare que Jesucristo es el Señor para la gloria de Dios Padre.

Oh, estas palabras son benditas, y bendita fue la pluma que las escribió, y bendito es el Espíritu que las dictó: No importa, amados hermanos, qué nos pueda ocurrir a nosotros, pobres soldados comunes. Sentimos que si fuéramos calumniados, o deshonrados, o perseguidos, o si fuéramos condenados a muerte, sería algo sin importancia a la luz de los temas transcendentales: si la cabeza que una vez fue coronada de espinas está coronada ahora con gloria, y quien estuvo en el tribunal de Pilato para ser condenado, se sienta ahora en el trono de Su Padre, en espera de venir a juzgar a los príncipes y reyes de la tierra.

No tengas miedo, pues nuestra recompensa será reinar con Él milaños yluego la eternidad con El Padre 2 Timoteo 2:12 Si sufrimos, también reinaremos con él; Si le negáremos, él también nos negará.
En relación a que nuestro Señor no está aquí, sino que ha resucitado, debería consolarnos pensar que ahora está más allá de todo dolor, así como también más allá de todo ataque personal.

Estamos agradecidos –yo me siento personalmente agradecido con Dios– Pues consciente estoy que Él sufrió nuestras enfermedades: se nos informa que las sobrellevó. Mateo 8:17 para que se cumpliese lo dicho por el profeta Isaías, cuando dijo: El mismo tomó nuestras enfermedades, y llevó nuestras dolencias. (Isaías 53). A menudo le dolía el corazón por la incredulidad de los suyos. Juan 1: 11 11 Vino a los de su propio pueblo, y hasta ellos lo rechazaron; Él experimentó innumerables aflicciones y dolores. Desde el primer derramamiento de sangre en su nacimiento, pues cientos de niños murieron por su existencia y tuvo que vivir exilado en Egipto, hasta el último derramamiento de sangre en su muerte, parecía como si la aflicción le hubiere marcado como su hijo peculiar. ¡Siempre era hostigado, tentado, vejado, asediado, atacado y molestado, por Satanás, por los hombres malvados, (fariseos, saduceos,) y por los males que están en el exterior! (Roma) Ahora ya no hay nada de eso para Él; y nos alegra que no esté aquí por esa razón. Pero nos dejó al consolador ¡El ya venció! Juan 14:26 Más el CONSOLADOR, el Espíritu Santo, a quien el Padre enviará en mi nombre, él os enseñará todas las cosas, y os recordará todo lo que yo os he dicho. Era necesario que el volviera al lado de su padre celestial Juan 16:7 Pero yo os digo la verdad: OS CONVIENE QUE YO ME VAYA; porque si no me fuera, el CONSOLADOR no vendría a vosotros; mas si me fuere, os lo enviaré. ¡Gracias Señor por todos tu favores! porque todo lo que viniste a sufrir fue por amor a mi persona y a por todos los de la Iglesia de Dios Juan 13:1 Antes de la fiesta de la pascua, sabiendo Jesús que su hora había llegado para que pasase de este mundo al Padre, como había amado A LOS SUYOS que estaban en el mundo, LOS AMÓ HASTA EL FIN.

Ahora no es ningún hijo de la pobreza; no hay un taller de carpintería para Él ahora; no hay el vestuario del campesino, tejido de arriba abajo; no hay ahora laderas de montes ni valle para su lugar de descanso; no hay ahora turbas escarnecedoras en torno a Él; no hay ahora quien recoja piedras para apedrearle; ya no se sienta junto al pozo, cansado y diciendo: “Dame de beber”; no necesita que se le suministre alimento cuando está hambriento.

Ahora ya no puede haber más azotes y flagelaciones. Nadie jamas le dará más escupidas “Les ofrecí la espalda a quienes me golpeaban las mejillas a quienes me tiraban de la barba; no escondí el rostro de las burlas y los escupitajos.” ISAIAS 50:6.

Puede entender Amigo mío y hermano que por tu causa le arrancaron su barba y recibió la mayor ofensa al recibir escupidas asquerosas sobre su rostro? Nadie perforará ahora Sus manos y Sus pies; no sentirá una sed ardiente en el sangriento madero; no clamará: “Eloi, Eloi, ¿lama sabactani?” Las ondas y las olas de Dios pasaron sobre Él, pero ya no pueden asediarle más. Él fue llevado al polvo de la muerte, y Su alma estuvo sumamente triste una vez. Él está más allá de todo eso. El mar quedó atrás, y ha llegado a Buenos , donde ninguna tormenta puede azotarle. Él ha alcanzado Su gozo; Él ha entrado en Su reposo y ha recibido Su recompensa.

Hermanos y hermanas, debemos alegrarnos por este motivo. Entremos en el reposo de nuestro Señor. Alegrémonos porque Él está alegre; seamos felices porque Él es feliz. Y fieles porque de esto depende toda lucha  Apocalipsis 2:10 No temas en nada lo que vas a padecer. He aquí, el diablo echará a algunos de vosotros en la cárcel, para que seáis probados, y tendréis tribulación por diez días. Sé FIEL HASTA LA MUERTE, y yo te daré la corona de la vida.

 Oh, que pudieras sentir que nuestros corazones saltan dentro de nosotros, por la alegría de pertenecer a Iglesia de Dios, ciertamente nos toca sufrir antes que venga aunque por un breve tiempo más nos encontremos en el campo de batalla, porque Él se ha ido de allí, y ahora es reconocido y adorado como Rey de reyes y Señor de señores. Pero de igual forma te aseguro que ya somos victoriosos y le veremos tal como Él es. 1 Juan 3:2 Amados, ahora somos hijos de Dios, y aún no se ha manifestado lo que hemos de ser; pero sabemos que cuando él se manifieste, seremos semejantes a él, porque LE VEREMOS TAL COMO ÉL ES.
                                                                                                                      
El hecho de que nuestro Señor ha resucitado contiene, no únicamente estos consoladores elementos en referencia a Él, sino que hemos de recordar que es una garantía de nuestra propia resurrección, para cada uno de quienes creemos en Él. En la primera epístola a los Corintios, el apóstol Pablo hace que todo el argumento a favor de la resurrección del cuerpo esté basado en esta única pregunta: ¿resucitó Cristo de los muertos? Si resucitó, entonces todo Su pueblo ha de resucitar con Él. Él era un representante, y como el Señor Salvador resucitó, todos Sus seguidores habrán de hacerlo. 1 Corintios 15:12 Pero si se predica de Cristo que resucitó de los muertos, ¿cómo dicen algunos entre vosotros que no hay resurrección de muertos? Hebreos 13:20 Y el Dios de paz que resucitó de los muertos a nuestro Señor Jesucristo, el gran pastor de las ovejas, por la sangre del pacto eterno,… con ello viene esta hermosa promesa: 1 Tesalonicenses 4:16 Porque el Señor mismo con voz de mando, con voz de arcángel, y con trompeta de Dios, descenderá del cielo; y los MUERTOS EN CRISTO resucitarán primero.

Con lo antes mencionado, Si resuelves la pregunta de si Cristo resucitó, habrás resuelto la pregunta de si todos los que están en Él, y han sido conformados a Su imagen, ¿deben resucitar también? Ves que vale la pena perseverar en sus mandamientos y decidir doblar rodillas y ¿pedir perdón por tus pecados? Aslo ahora mi amado lector considera ser salvo.

En cuanto a nosotros, es verdad que los que ya somos creyentes en Jesús, si morimos hoy y somos depositados en la tumba, seremos comidos por los gusanos: regresaremos a la madre tierra y nos convertiremos en polvo. Génesis 3:19 Con el sudor de tu rostro comerás el pan hasta que vuelvas a la tierra, porque de ella fuiste tomado; pues POLVO ERES, Y AL POLVO VOLVERÁS.  Por mi parte, yo nunca envolvería el cuerpo en plomo, ni haría nada que impidiera que se deshiciera rápidamente en el polvo del que provino.
Parece que es sumamente apropiado y santo dejar que se deshaga y vuelva a ser el polvo original. Pero aquí está el tema señalado. No importa qué le suceda a ese polvo, ni a través de cuáles transiciones pase. Pero Es verdad que RESUCITARE y le recibiré en las nubes; 1 Tesalonicenses 4:17 Luego nosotros los que vivimos, los que hayamos quedado, seremos arrebatados juntamente con ellos EN LAS NUBES para recibir al Señor en el aire, y así estaremos siempre con el Señor.

Que hermosa dicha ser verte con tus hermanos de Iglesia de Dios, ir al encuentro de nuestro Señor e ir al monte de los olivos para descender con el tal como se fue. Zacarías 14:4 Y se afirmarán sus pies en aquel día sobre el MONTE DE LOS OLIVOS, que está en frente de Jerusalén al oriente; y el MONTE DE LOS OLIVOS se partirá por en medio, hacia el oriente y hacia el occidente, haciendo un valle muy grande; y la mitad del monte se apartará hacia el norte, y la otra mitad hacia el sur.

Es verdad esta teoría de la ciencia que estudia que: La materia no se pierde solo se transforma; y que te puedas convertir en abono para los pastos y en flores para alimentar a las bestias: los vientos podrían transportarlo a miles de kilómetros de distancia, separando así todos sus átomos: un hueso podría ser separado de los demás huesos: pero, tan ciertamente como el Señor resucitó, nosotros resucitaremos también.

No decimos que cada partícula real de esta carne resucitará: no es necesario para la identidad del cuerpo que deba ser así; pero el cuerpo será idéntico, y el mismísimo cuerpo que es sembrado en la tierra resucitará nuevamente de la tierra, y con una belleza y gloria de las que poco sabemos todavía, pueden estar seguros de ello. 1 Corintios 15:50 Pero esto digo, hermanos: que LA CARNE Y LA SANGRE no pueden heredar el reino de Dios, ni la corrupción hereda la incorrupción. 1 Corintios 15:51 He aquí, os digo un misterio: No todos dormiremos; pero todos SEREMOS TRANSFORMADOS, 1 Corintios 15:52 en un momento, en un abrir y cerrar de ojos, a la final trompeta; porque se tocará la trompeta, y los muertos serán resucitados incorruptibles, y nosotros SEREMOS TRANSFORMADOS.

No me preguntes como será, es necesario ser fiel y mantener esa esperanza entonces sabremos cómo será este suceso; porque seremos parecidos a los ángeles de Dios  Mateo 22:30 Porque en la resurrección ni se casarán ni se darán en casamiento, sino serán como los ángeles de Dios en el cielo. Marcos 12:25 Porque cuando resuciten de los muertos, ni se casarán ni se darán en casamiento, sino serán como los ángeles que están en los cielos.

Así que nuestros hermanos y familiares, que han muerto en cristo y estuvieron en El cuerpo del amado hijo de Dios, La Iglesia de Dios y que despediste hace algunos años, resucitará otra vez. Esos ojos que tú vistes –esos mismísimos ojos- verán al Rey en su hermosura en la tierra lejana y reinaremos con ellos en tierra de Sion, y de mes en mes de sábado en sábado iremos a escuchar al rey de reyes a tierra santa y a alabarlo hasta siempre y por siempre Isaías 66:23 Toda la humanidad vendrá a adorarme semana tras semana y mes tras mes.
Que esperanza más maravillosa es esta profecía, porque si falleció lo que más amabas y fue de Cristo esa persona fielmente te aseguro que esos oídos que no podían oírte cuando susurrabas las últimas tiernas palabras, esos oídos oirán las eternas melodías y los cantos celestiales en los cuales entonaremos según el profeta Isaías. Salmos 116:15 ESTIMADA es a los ojos de Jehová La muerte de sus santos. Ese corazón que se quedó tan frío e inerte como la piedra cuando la muerte puso su gélida mano sobre el pecho, latirá de nuevo con novedad de vida, y saltará de gozo en medio de las festividades de la entrada al hogar, cuando Cristo, el Esposo, se despose con Su iglesia, la esposa, “La Iglesia de Dios” .  ¡Ese mismísimo cuerpo! ¿No era el templo del Espíritu Santo? ¿No fue redimido con sangre? ¡Ciertamente resucitará cuando suenen la trompeta del arcángel y la voz de Dios! Puedes estar seguro de ello; puedes estar seguro de esto, seguro en cuanto a tu amigo y seguro en cuanto a ti. Y no le tengas miedo a la muerte. ¿Qué es la muerte? La tumba no es más que un baño en el que nuestro cuerpo, como Ester, se entierra en especias para hacerlo dulce y fresco para el abrazo del glorioso Rey en la inmortalidad. Porque el hijo de Dios no muere; solo duerme, y el que duerme despierta. Mateo 9:24 les dijo: Apartaos, porque la niña no está muerta, sino DUERME. Y se burlaban de él. Juan 11:11 Dicho esto, les dijo después: Nuestro amigo Lázaro DUERME; mas VOY PARA DESPERTARLE.

Además –para no demorarnos demasiado en un solo pensamiento– debemos recordar que el hecho de que nuestro Señor no esté aquí, sino que resucitó, contiene un pensamiento consolador: que se ha ido a proteger mejor nuestros intereses. Él es nuestro abogado.   1 Juan 2:1 Hijitos míos, estas cosas os escribo para que no pequéis; y si alguno hubiere pecado, ABOGADO tenemos para con el Padre, a Jesucristo el justo. ¿Dónde habría de estar el abogado sino en la corte del Rey? Él está preparándonos un lugar. ¿Dónde habría de estar Aquel que nos prepara un lugar, sino allá: alistándolo? Juan 14:2 En la casa de mi Padre muchas moradas hay; si así no fuera, yo os lo hubiera dicho; voy, pues, A PREPARAR lugar para vosotros. Solo debes estar consciente que nosotros tenemos un adversario muy activo, que está ocupado en acusarnos y nuestro abogado tiene mucho trabajo.

¿No es bueno que contemos con Alguien que puede enfrentársele cara a cara, y silenciar al acusador de los hermanos?

Su presencia allá está bien consagrada por Su administración personal del servicio sagrado a favor nuestro. Todo está bien en el cielo, pues Jesús está allá. La corona está asegurada, la herencia bendita de cada tribu de Israel está toda asegurada, pues Cristo está guardándolo todo. Él es, para la gloria de Dios, el representante y preservador de Sus santos, así sea amen.

Y, acaso esta verdad: que Cristo no está aquí, sino que se ha ido, ¿no cae en nuestros oídos con una dulce fuerza en la medida que nos constriñe a sentir que ésta es la razón de por qué nuestro corazón no debe estar aquí en el mundo? “No está aquí”: entonces nuestro corazón no debe estar aquí tampoco.

Cuando este texto, “No está aquí”, fue dicho por primera vez, quería decir que no estaba en el sepulcro. Él estaba entonces en algún lugar de la tierra. Pero ahora no está aquí del todo.

2 CASOS EN QUE PENSAR:

1.   Supón que tú eres muy rico y porque estas bien económicamente que Satanás te susurra: “Estos son jardines deleitables; esta es una noble mansión; disfrútalos” y te dice Mateo 4:8 y 9 y le dijo: Todo esto te daré, si postrado me adorares: respóndele: “PERO ÉL NO ESTÁ AQUÍ; Él no está aquí, HA RESUCITADO; POR TANTO, NO ME ATREVO A PONER MI CORAZÓN EN DONDE MI SEÑOR NO ESTÁ”. Juan 17:11 Y ya no estoy en el mundo; mas éstos están en el mundo, y yo voy a ti. Padre santo, a los que me has dado, guárdalos en tu nombre, para que sean uno, así como nosotros. Juan 17:15 NO RUEGO que los quites del mundo, sino que los guardes del mal. Juan 17:14 Yo les he dado tu palabra; y el mundo los aborreció, PORQUE NO SON DEL MUNDO, como tampoco yo soy del mundo.
  • 2   oh, supón que tu familia te hace muy feliz, y, cuando tus pequeñitos se apiñan a tu alrededor y se sientan en torno a tu mesa , tu corazón está muy feliz; y aunque no posees muchos bienes de este mundo, sin embargo, tienes lo suficiente, y tu mente está contenta. Bien, si Satanás te dijera: “Debes estar muy contento, y encontrar tu reposo aquí disfruta”, respóndele: “NO, ÉL NO ESTÁ AQUÍ; y no puedo sentir que éste sea el lugar de mi habitación. MI ESPÍRITU PUEDE DESCANSAR ÚNICAMENTE ALLÍ DONDE JESÚS ESTÁ.” Y si ¿estás apenas empezando tu vida? ¿Acaba de pasar el día de tu boda? ¿Estás comenzando apenas los jubilosos días de la juventud, el dulce encanto del más puro gozo de esta vida? Bien, deléitate en eso, pero aun así recuerda que ÉL NO ESTÁ AQUÍ, y, por tanto, no tienes derecho a decir: “¡Alma, repósate!” Cristo no está en ningún lado de la tierra, y, por tanto, nuestro corazón no puede construir un nido en ningún lado de la tierra.

No está en ninguna parte, no, ni en los lugares altos, ni en los tranquilos lugares de reposo; no está en el huerto de los nogales, ni en las eras de las especias; no está en las tiendas de Cedar, ni entre las cortinas de Salomón; ni siquiera en Su mesa sacramental, ni entre los medios de la gracia, está Cristo corporalmente, realmente presente. Así que tomaremos la dulzura de todo, y el bien espiritual que pudiera haber en todos los medios externos; pero, aun así, todos nos señalarán hacia lo alto; todos ellos nos alejarán. Así como el sol exhala el rocío, y lo atrae hacia arriba, hacia el cielo, ¡así Cristo magnetizará y atraerá nuestros corazones y nuestros pensamientos hacia lo alto, y nuestros anhelos, y todos nuestros espíritus hacia arriba, hacia Él mismo! “No está aquí.” Mateo 6:19 No os hagáis TESOROS en la tierra, donde la polilla y el orín corrompen, y donde ladrones minan y hurtan; Mateo 6:20 sino haceos TESOROS en el cielo, donde ni la polilla ni el orín corrompen, y donde ladrones no minan ni hurtan. Entonces, ¿por qué habría yo de estar aquí? ¡Oh, elévate, alma mía; elévate, y que todo tu dulce incienso se eleve hacia Aquel que “No está aquí, pues ha resucitado”!


II. Debo abandonar este punto, y pasar a hablar en pocas palabras sobre el Segundo punto, que consiste en UNA INVITACIÓN. “VENID, VED EL LUGAR DONDE FUE PUESTO EL SEÑOR.”



Amados, no se trata de que voy a llevarles al sepulcro de José de Arimatea. Pero las mujeres entraron y constataron evidentemente cristo no estaba en lugar Juan 20:11 Pero María estaba fuera llorando junto al sepulcro; y mientras lloraba, se inclinó para mirar dentro del SEPULCRO; Juan 20:12 y vio a dos ángeles con vestiduras blancas, que estaban sentados el uno a la cabecera, y el otro a los pies, donde el cuerpo de Jesús había sido puesto.



Juan 20:8 Entonces entró también el otro discípulo, que había venido primero al SEPULCRO; y vio, y creyó.


 ¿Por qué deberíamos verlo?

Bien, primero, para que podamos ver cuán condescendiente fue Él para yacer en una tumba. Él, que hizo el cielo y la tierra, yació en una tumba. Él, que dio luz a los ojos de los ángeles, yació en las tinieblas durante tres días. Él durmió allí en la oscuridad. Él, sin quien nada de lo que ha sido hecho, fue hecho, fue entregado a la muerte, y fue una víctima de la muerte allí. JUAN 1: 2- 4 2 El que es la Palabra existía en el principio con Dios. 3 Dios creó todas las cosas por medio de él, y nada fue creado sin él. 4 La Palabra le dio vida a todo lo creado,[a] y su vida trajo luz a todos.

¡Oh portento de portentos! ¡Maravilla de maravillas! ¡Él, que tenía la inmortalidad y la vida dentro de sí mismo, se entrega al lugar de la muerte! “Venid, ved el lugar donde fue puesto el Señor”, a continuación, para ver cómo debemos llorar por el pecado que lo puso allí. ¿Fui yo el causante de que el Salvador yaciera en el sepulcro?  Fuiste tú también ¡reconócelo! ¿Era necesario que antes de que mi pecado pudiera ser quitado, mi dulce Príncipe, cuya hermosura encanta a todo el cielo, debiera estar frío y gélido en la muerte, y realmente ser depositado en un sepulcro? ¿Debía ser así?  Pecadores ¿Mataron ustedes al Salvador? ¿Atraparon a ese tierno corazón? ¿Es posible que nunca estuvieran contentos hasta conducirle a Su muerte, y ponerle en el sepulcro? Oh, vengan y lloren, al ver el lugar donde pusieron al Señor.

“Venid, ved el lugar donde fue puesto el Señor”, para que vean dónde tendrán que ser puestos ustedes, todos seremos un día puestos en una tumba a menos que el Señor venga repentinamente y nos transforme. Ustedes pueden tomar las medidas de esa tumba, pues allí es donde tendrán que reposar. Nos haría bien recordar que si contamos con grandes propiedades dos metros de tierra es todo lo que será jamás nuestro feudo permanente tendremos al final de nuestros días.

No hay licencia en esta guerra. Nosotros debemos retornar al polvo. Entonces, “Venid, ved el lugar donde fue puesto el Señor”, para ver el lugar donde tú también serás puesto. Pero entonces, “Venid, ved el lugar donde fue puesto el Señor”, para que veas qué buena compañía tendrás allí porque el té levantara Allí es donde yació Jesús y en su segunda venida TE LEVANTARA: ¿acaso no te consuela eso?  ¿Qué habitación podría ser más apropiada para que vaya a dormir el hijo de un príncipe, que la propia tumba del príncipe? Allí durmió Emanuel. ¡Allí, cuerpo mío, has de estar muy contento de dormir también! ¿Qué lecho más regio podrías desear que el seno de esa misma madre tierra, en que fue colocado el Salvador para descansar por un tiempo? Así que no tengas a la muerte, nuestro creador ya estuvo ahí, solo durmió y si estas enfermo de alguna enfermedad terminal, no tengas miedo no te preocupes, que el señor te resucitara y serás como participes del reino donde ya no habrá ni dolor ni llanto solo se fiel un momento más. Efesios 3:6 que los gentiles son coherederos y miembros del mismo cuerpo, y copartícipes de la PROMESA en Cristo Jesús por medio del evangelio,


Piensa y recuerda amado hermano, que ya son miles de santos que han ido de esa manera al sepulcro, son herederos de la promesas Gálatas 3:29 Y si vosotros sois de Cristo, ciertamente linaje de Abraham sois, y herederos según la PROMESA. Gálatas 4:28 Así que, hermanos, nosotros, como Isaac, SOMOS HIJOS DE LA PROMESA. ¿Quién habría de temer ir por donde todo el rebaño ha ido? Tú, una pobre oveja tímida, si sólo tú tuvieras que atravesar este oscuro valle, estaría bien que tuvieras miedo; pero, oh, en adición a tu Pastor, que marcha a la cabeza de todo el rebaño, escucha las pisadas de las innumerables ovejas que le han seguido. Y algunas de esas ovejas fueron muy queridas para ti, y se alimentaron en los mismos pastos que tú. ¿Acaso temes ir por donde han ido ellas? No; mira el lugar donde pusieron a Jesús, para ver cuán buena compañía has de tener, ya los apóstoles esperan su venida, Moisés, los profetas, Abraham, Isaac y Jacob, todos están en la cámara obscura durmiendo, esperando al Rey de gloria, todos duermen en espera de verle en gloria, cuanto más nosotros que tenemos el privilegio de la vida que aun puedes . ¡Glorifícale!, ¡búscale mientras puede ser hallado! 

“Venid, ved el lugar donde fue puesto el Señor”, para ver que tú no puedes Estar allí por mucho tiempo también en el sepulcro Porque el Señor mismo con voz de mando, con voz de arcángel, y con trompeta de Dios, descenderá del cielo; y los MUERTOS EN CRISTO resucitarán primero. 1 Tesalonicenses 4:16 . Jesús no está muerto, no está colgado de un madero como dice la Iglesia católica por eso no usamos crucifijos El ya venció y está a la diestra del padre. Hebreos 10:12 pero Cristo, habiendo ofrecido una vez para siempre un solo sacrificio por los pecados, se ha SENTADO A LA DIESTRA DE DIOS, Apocalipsis 3:21 Al que venciere, le daré que se siente conmigo en mi trono, así como yo he vencido, Y ME HE SENTADO CON MI PADRE EN SU TRONO. ¿No es el lugar donde Jesús está? Él se fue, tú y yo estaremos reinando en Sion. Ven y mira la tumba. No tiene ninguna puerta. Tuvo una puerta; era una inmensa roca, una piedra monstruosa, y nadie podía moverla. Estaba sellada. ¿No ves cómo pusieron el sello del Sanedrín, el sello de la ley, para asegurarla, y que nadie la moviera? Pero ahora, si quieres ir al lugar donde pusieron a Jesús, el sello está roto, los guardas huyeron y la piedra ya no está. Así será tu tumba. Es verdad que te cubrirán, y yacerás en medio de terrones de verde césped. Si fueras sabio, preferirías estas cosas a las pesadas losas de piedra que ponen algunas veces sobre los muertos. Ese dulce montículo, con alguna margarita por aquí y por allá, es como el ojo de la tierra mirando al cielo y pidiendo misericordia, o sonriendo en el gozo de la expectación: allí, allí dormirás; pero tal como en la mañana, tan pronto como abres tus ojos y corres las cortinas, y sales para cumplir tu labor del día, y nadie se interpone en tu camino, así, cuando suene la trompeta de la resurrección, te levantarás de tu lecho en perfecta libertad, y sus ángeles vendrán delante de el en su segunda venida y dirán Isaías 26:19 Tus muertos vivirán; sus cadáveres resucitarán. ¡DESPERTAD Y CANTAD, MORADORES DEL POLVO! porque tu rocío es cual rocío de hortalizas, Y LA TIERRA DARÁ SUS MUERTOS. Sin que nadie te lo impida, para ver la luz del día que no acabará nunca. No tienes nada que te encierre. No hay cerrojos ni barras: no hay guardas ni vigilantes; no hay piedras ni sellos. “VENID, VED EL LUGAR EL LUGAR DONDE FUE PUESTO JESÚS”. No me gustaría ir a la cama en una prisión, donde hubiera un portero de la cárcel con su llave de hierro para encerrarme. ¡Pero no tengo miedo de dormir en una habitación de la cual puedo salir al llamado matutino como un hombre perfectamente libre!. ¡que bendición es ser hijo de Dios, más los que mueren sin Cristo, no hay ninguna esperanza para ellos.

Para el creador los patriacas no están muertos, los apóstoles tampoco, todos los muertos en cristo solo duermen Marcos 12:26 Pero respecto A QUE LOS MUERTOS RESUCITAN, ¿no habéis leído en el libro de Moisés cómo le habló Dios en la zarza, diciendo: Yo soy el Dios de Abraham, el Dios de Isaac y el Dios de Jacob?



Sin embargo todos los que no son su pueblo y no son iglesia de Dios, El señor Jesús le dijo: Sígueme; deja QUE LOS MUERTOS ENTIERREN A SUS MUERTOS. Mateo 8:22

Así que no sufras cuando un hijo de Dios muere gózate porque el resucitara feliz de ver al Rey de gloria, pero llora cuando no sea Iglesia de Dios, el sí murió para siempre y su resurrección es para morir de nuevo en el lago de fuego eso si es de magnifica y horrorosa tristeza.

Y lo mismo sucede contigo, amado, si eres un creyente. Tú vienes a quedarte en un lugar que está abierto y libre: un lugar apropiado para que dormiten los hombres libres del Señor. “Venid, ved el lugar donde fue puesto el Señor”, para celebrar el triunfo sobre la muerte. Si María hermana de Moisés cantó en el Mar Rojo, nosotros también podemos cantar en la tumba de Jesús, porque nos hizo vencedores Si ella dijo: “Cantad a Jehová, porque en extremo se ha engrandecido”, ¿no diremos nosotros lo mismo? Si todos los ejércitos de Israel se unieron a ella en el cántico, las mujeres con danzas y los hombres valientes con sus voces, así, que todo Israel salga en este día y bendiga y alabe al Señor, diciendo: ¿Dónde está, oh muerte, TU AGUIJÓN? ¿Dónde, oh sepulcro, tu victoria? 1 Corintios 15:55 . El lugar donde fue puesto Jesús nos ha dicho eso: 

Ahora cantémosle, y démosle toda la alabanza, si no has sido fiel, ahora es el momento.

CONCLUSIÓN:

Estaba pensando decirles, amados, que vayamos y veamos el lugar donde fue puesto Jesús, para que lloremos allí POR ARREPENTIMIENTO por nuestros pecados; vayamos y veamos el lugar donde estuvo Jesús, para morir allí por nuestras rebeliones ; vayamos y veamos el lugar donde pusieron a Jesús, para ser enterrados con Él; vayamos y veamos el lugar donde pusieron a Jesús, para resucitar de ese lugar a una vida nueva, y encontrar nuestro camino a través de la vida de resurrección, a la vida de ascensión, en la que nos sentaremos en lugares celestiales, como dice Efesios 2:6 y juntamente con él nos resucitó, y asimismo nos hizo sentar en los LUGARES CELESTIALES con Cristo Jesús, y miraremos abajo, a las cosas de la tierra, con jubiloso desprecio, sabiendo que Él nos ha levantado muy por encima de todo eso, y que nos ha hecho partícipes de un bienaventuranza más resplandeciente de la que esta tierra pudiera conocer jamás. Pero me abstendré de hacerlo, porque le daré tiempo a pensar aun si quiere ser salvo. Josué 24:15 Y si mal os parece servir a Jehová, escogeos hoy a quién sirváis; si a los dioses a quienes sirvieron vuestros padres, cuando estuvieron al otro lado del río, o a los dioses de los amorreos en cuya tierra habitáis; PERO YO Y MI CASA SERVIREMOS A JEHOVÁ.

He terminado. Quiera Dios que todos los que lean este estudio y lo prediquen tuvieran una parte en esto en la resurrección de los Santos y todos se agregaran a Iglesia de Dios. Todos ustedes tienen una participación en la muerte. Hay un árbol que está creciendo, del que harán su ataúd; o, tal vez, ya fue cortado y está siendo curado para protegerlo del clima, y se convertirá en una alcoba de madera: la última alcoba que necesitarán jamás. Hay un punto en la tierra que ha de ser excavado para que sean colocados allí, para llenar el espacio vacío, pero tú decides ahora si quieres DORMIR O PREFIERES MORIR Y su alma vivirá; su alma nunca habrá de morir. No les crean ni por un momento a quienes les hablan de la aniquilación. El alma debe existir. 

Pregúntense si será con el gusano que nunca muere y el fuego que nunca se ha de apagar, o con Cristo, que vive en Su gloria, y quien vendrá una segunda vez para dar gloria a Su pueblo y resucitar sus cuerpos de igual manera que el Suyo.

Oh, todo dependerá de esto: “¿Crees tú en Jesús?” Si crees en Él, puedes darle la bienvenida a la vida y darle la bienvenida a la muerte, y darle la bienvenida a la resurrección, y darle la bienvenida a la inmortalidad. Pero si no crees, entonces un torbellino te ha asolado, y para ti es terrible morir.

Es terrible incluso vivir; pero es más terrible morir; será terrible resucitar de nuevo; ¡será terrible ser condenado, ser condenado para siempre! ¡Que Dios te libre de eso, por Cristo nuestro Señor! Amén.

Que el señor bendiga su palabra en tu corazón y reafirme tu fe, bendiga tu hogar, tu familia y congregación, NO DEJES DE CONGREGARTE.

Defendiendo La Sana Doctrina
Iglesia de Dios 7d
Columna y apoyo de la verdad

Formando Líderes con Valores, Gamaliel Estrada.